Subsecretaría de Prevención del Delito


lenguasenas
febrero 8, 2019

Intérprete en lengua de señas está a disposición de los Centros de Apoyo a Victimas

Esta política de inclusión -que desarrolla el Programa de Víctimas- recoge la necesidad de prestar un servicio integral a quienes han sido objeto de un delito y que requieren asistencia auditiva, con el objetivo de entregarles asistencia sicológica de manera oportuna, acompañar el proceso terapéutico, asistir en las audiencias y en todo aquello que ayude a las víctimas al proceso reparatorio.

La inclusión es un tema cada día más relevante para todos quienes desarrollan funciones en el ámbito de la atención de víctimas de delito. En este sentido, y siempre buscando la mejora continua en los Centros de Apoyo a Víctimas del Delito (CAVD), la Subsecretaría cuenta con una traductora en lengua de señas, quien trabaja en el gabinete de la Subsecretaría de Prevención del Delito.

“La mayoría de las personas que estudian lengua de señas es porque tienen algún familiar que es sordo…en mi caso, quise aprender para poder ayudar a otros. Muchas veces se habla de inclusión, pero ¿qué hacemos realmente por el otro? Por esta razón, agradezco la oportunidad que la Subsecretaria Kahterine Martorell me dio y estoy a plena disposición de todos quienes necesiten de mi ayuda”, señala iris Sanhueza, quien añade que siempre buscó la oportunidad de poder ayudar a las personas con este tipo de discapacidad.

Esta política de inclusión -que desarrolla el Programa de Víctimas- recoge la necesidad de prestar un servicio integral a quienes han sido objeto de un delito y que requieren asistencia auditiva, con el objetivo de entregarles asistencia sicológica de manera oportuna, acompañar el proceso terapéutico, asistir en las audiencias y en todo aquello que ayude a las víctimas al proceso reparatorio.

La atención a personas con éste u otro tipo de discapacidad es un protocolo adoptado por la Subsecretaría de Prevención del Delito durante el actual Gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Desde hace unas semanas funciona y, de hecho, Iris ha sido intérprete de una pareja de personas con discapacidad auditiva que fue objeto de un delito en la Región del Maule, a la que ha asistido traduciendo para los profesionales del CAVD que los atienden.

Iris estará disponible para los 50 puntos de atención del Programa de Apoyo a Víctimas, en las 16 regiones del país, ya sea presencialmente o a través de video conferencias, para lo cual contará con una sala privada que resguarde el proceso.