pav-nota2019
abril 24, 2019

Anuario 2018: víctimas de robos violentos y delitos sexuales fueron las más atendidas por PAV el año pasado

El Programa Apoyo a Víctimas aumentó un 5% la cobertura respecto del año anterior, atendiendo a más de 69 mil personas que sufrieron un delito violento, directa o indirectamente.

Robos violentos, delitos sexuales, lesiones y homicidios fueron los delitos por los que ingresaron más personas a los distintos servicios del Programa Apoyo a Víctimas, durante el año 2018.

Según las cifras entregadas por la Unidad de Análisis y Estudios del Programa Apoyo a Víctimas (PAV) de la Subsecretaría de Prevención del Delito, en 2018 el Programa atendió a nivel nacional a 69.198 personas de un total de 147.714 que denunciaron algún ilícito a Carabineros. Lo anterior significa hubo un aumento de 3.046 usuarios en comparación con el año anterior.

“Nuestro programa atiende a víctimas de los delitos considerados más violentos que atentan contra las personas y su seguridad. Por ejemplo, homicidios, robos, secuestros, delitos sexuales, lesiones graves, entre otros. Por lo tanto, esta cifra corresponde al número de personas que denunciaron estos delitos ante Carabineros”, explica Paulina Rodríguez, jefa Nacional del Programa Apoyo a Víctimas.

Puedes revisar más detalles del anuario 2018 del Programa de Apoyo a Víctimas en el siguiente documento.

Tipos de servicio

El PAV entrega servicios de intervención directa a las víctimas de delitos violentos, en una primera y segunda respuesta. La primera está vinculada con la atención contingente y brinda orientación, información y primeros auxilios psicológicos, mientras que la segunda se relaciona con intervenciones más específicas -y de más largo plazo- en los Centros de Apoyo a Víctimas de Delitos (CAVD), desplegados en todo el país.

En 2018, 45.706 víctimas de robos violentos ingresaron al Programa, lo que corresponde al 66% del total. La gran mayoría, el 82%, fue atendida a través del Servicio de Orientación e Información (SOI) de Primera Respuesta, que entrega asesoría psicológica, social y legal en forma telefónica, en el 600 818 1000.

Al mismo tiempo, ingresaron 11.097 víctimas de delitos sexuales, lo que equivale al 16% del total. Alrededor del 60% de estas víctimas fueron atendidas en los CAVD, en el Servicio de Segunda Respuesta.

Las lesiones (10%), los homicidios (3%), los cuasidelitos de lesiones u homicidios (2%) representaron una parte importante del total de los ingresos y, en general, las personas fueron atendidas en los Centros de Apoyo a Víctimas.

Víctimas directas e indirectas

En el caso de los robos violentos, casi todos los ingresos fueron registrados como víctimas directas (94%). En cuanto a las personas que sufrieron lesiones o delitos sexuales, si bien la gran mayoría fue registrada como víctima directa, una parte importante también fue registrada como víctima indirecta. Entre estas últimas, se encuentran familiares y convivientes de las víctimas, así como testigos que también resultaron afectados por el delito.

Por la naturaleza del delito, la mayoría de las víctimas de homicidio o de cuasidelito de lesiones u homicidio fueron registradas como víctimas indirectas. Las víctimas directas corresponden a los homicidios frustrados o de robos con homicidios.

 balance2018-pav

Catálogo de delitos que atiende el PAV

El Programa de Apoyo a Víctimas entrega asistencia gratuita para los siguientes delitos:

  • Homicidio (parricidio/femicidio)
  • Robo con violencia
  • Robo con intimidación
  • Robo con homicidio
  • Robo con violación
  • Secuestro
  • Sustracción de menores
  • Trata de personas
  • Cuasidelito de homicidio
  • Cuasidelito de lesiones
  • Accidentes de tránsito (Ley N° 18.290)
  • Delitos sexuales (en casos de NNA sólo corresponde la atención de delitos extra-familiares)
  • Lesiones menos graves, graves y gravísimas (incluidas aquellas ocurridas en contexto de VIF)