movilh-2019
junio 28, 2019

Subsecretaria Martorell descubre placa bajo la cual se guardan historias de 43 personas LGBTI asesinadas en Chile

En el Día Mundial del Orgullo LGBTI, la Subsecretaria de Prevención del Delito y el Movilh destacaron el convenio mediante el cual se brinda atención sicológica y jurídica a las personas agredidas en razón de su orientación sexual o identidad de género.

La Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, junto a representantes del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), descubrieron una placa en la falda del Cerro Santa Lucía, en pleno centro de Santiago, bajo la cual se hallan los 43 nombres e historias de todas las personas homosexuales, transgénero y otras que han sido asesinadas en Chile solo por su orientación sexual o identidad de género.

En el Día Internacional del Orgullo LGBT, instaurado hace 50 años, la Subsecretaria destacó la existencia del proyecto “Atención focalizada a personas LGBTI víctima de delitos, violencia y/o discriminación”, que entregó el Fondo Nacional de Seguridad Pública de la SPD al Movilh en 2018. Su objetivo es brindar en la sede de la entidad orientación legal, psicológica y de “par a par” a toda víctima LGBTI de violencia, discriminación o delito y, eventualmente, derivar al Programa de Apoyo a Víctimas (PAV) de la SPD a toda persona que haya sido objeto de un delito violento de esta naturaleza.

Katherine Martorell indicó que la alianza con el Movilh es muy importante, porque “no queremos ni toleraremos como sociedad más víctima de delitos de odio. Por eso tenemos un trabajo conjunto preventivo de difusión, pero también de apoyo a las víctimas no solo a través de los 49 centros del PAV en todo Chile, sino que también el Movilh presta asesoría sicológica y jurídica con fondos de la SPD a todas las personas que han sido víctimas de estos delitos”.

En tanto, el representante del Movilh, Ramón Gómez, hizo hincapié en que las denuncias por abusos experimentaron en 2017 un aumento del 45,7%, según el XVI Informe Anual de Derechos Humanos de la Diversidad Sexual y de Género (Movilh-2018), mientras que solo el 8% de las personas LGBTI se atreve a reportar, ya sea porque teme represalias, que se sepa su orientación sexual o identidad de género o porque se desconfía que el Estado cuente con los conocimientos o habilidades para entender su realidad y/o resolver el problema que los afecta.

En la ocasión estuvo presente el joven Luis Lillo, quien fue brutalmente agredido a bordo de un bus del Transantiago en marzo pasado por dos hombres, en razón de su orientación sexual. Los dos sujetos quedaron detenidos y fueron formalizados por homicidio frustrado, el que además se agrava debido a que se considera la Ley Zamudio, que incrementa la pena en caso de que haya habido discriminación arbitraria, en este caso en razón la orientación sexual o identidad de género.

El joven agradeció al Movilh y al PAV el apoyo sicológico y legal que le han prestado en virtud del ataque que sufrió. Por lo mismo, leyó emocionado la placa bajo la cual se ubica la cápsula de tiempo, que reza: “Enviamos un salud al Chile del futuro, con la esperanza de que en este territorio y en el mundo habrá igualdad, no discriminación y respeto a los derechos humanos de todas las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales y heterosexuales”.

La placa, considerada el primer monumento LGBTI, ya había sido instalada en diciembre pasado, pero fue vandalizada y ahora logró ser repuesta gracias al Consejo de Monumentos Nacionales. Podrá ser abierta en 2118, cuando tanto el Movilh como la Subsecretaria Martorell esperan que la tolerancia sea un valor universalmente compartido.